Sin categoría

Ella es solo una auxiliar.

“Solo” una auxiliar fue la que te cogió el teléfono cuando llamaste para pedir cita a las tres de la tarde, mientras comía, un jueves. “Solo” una auxiliar fue la que te recibió con una sonrisa y te tranquilizó ese día que fuiste de urgencia a las tres de la mañana porque tu gato estaba enfermo. “Solo” una auxiliar fue la que te respondió a todas las preguntas que le hiciste a pesar de llevar 10h sin parar. “Solo” una auxiliar fue la que subió a la mesa a tu perro de 30kg y le sujetó para que pudieran ver esa herida. “Solo” una auxiliar era la que acompañaba y asistía al cirujanx mientras operaba a tu loro. “Solo” una auxiliar es quién se dio cuenta de que tu perro no respiraba y llamó al veterinarix para reanimarle. “Solo” una auxiliar es quién se encargará de cumplir tus últimos deseos cuando tu amigo se haya ido.

Foto 14-8-18 18 55 53

Cuando tu perro se quedó hospitalizado, “solo” una auxiliar fue la que le puso una vía para rehidratarle. “Solo” una auxiliar fue la que limpió todas y cada una de las deposiciones y vómitos cuando llegó con parvovirus. “Solo” una auxiliar es quién sabe hacer funcionar una bomba de perfusión y qué hacer cada vez que pita. “Solo” una auxiliar es quién le extrajo sangre y “solo” una auxiliar es quién estuvo en el laboratorio buscando qué iba mal por dentro.

 

 

“Solo” una auxiliar fue la que le dio la medicación, controló su temperatura, si había comido y bebido y si había orinado y defecado varias veces durante todos los días de su hospitalización. “Solo” una auxiliar es quién hace exámenes coprológicos para saber si tu perro tiene algún virus. “Solo” una auxiliar es quién curará sus heridas. “Solo” una auxiliar es quién se preocupa de que tu conejo tenga heno en cualquier momento.  “Solo” una auxiliar es quién ayuda a tu perro a volver a andar tras un accidente.

 

 

“Solo” una auxiliar fue la que estuvo luchando con él para que se estuviera quieto durante una ecografía y para que no se moviera en la radiografía. “Solo” una auxiliar fue quién hizo la citología para que el/la veterinarix viera si el tumor de tu perro es bueno o malo. “Solo” una auxiliar fue quién controló la anestesia y que tu gato respirara durante toda la cirugía. “Solo” una auxiliar fue quién le hizo la limpieza dental.

 

 

“Solo” una auxiliar es quién se sienta en el suelo con tu perro para darle mimos. “Solo” una auxiliar es quién le promete a tu gato que volverás y que solo estará ahí mientras esté enfermo. “Solo” una auxiliar es la encargada de controlar los monitores en quirófano. “Solo” una auxiliar dejará a tu pájaro escalar por su cabeza, a tu gato usarla de rascador o a tu cachorro de mordedor. “Solo” una auxiliar es quién cuida de los bebés de la incubadora.

 

 

“Solo” una auxiliar sabe cuando tu gato está nervioso y se toma el tiempo que haga falta para que se calme. “Solo” una auxiliar sabe cuando un perro va a morder y hace lo que puede para relajarle. “Solo” una auxiliar pasa la noche en vela pendiente de que a tu hurón le baje la fiebre. “Solo” una auxiliar es quién controla el peso de tu gato. “Solo” una auxiliar pasa horas vigilando si tu pogona respira. “Solo” una auxiliar es quién sale a pasear con tu perro, camina a su ritmo y espera en la calle hasta que tenga fuerzas para volver. “Solo” una auxiliar es quién observa a tu rata despertarse de la anestesia y le hace una RCP cuando deja de latir.

 

“Solo” una auxiliar es quién sujeta, acaricia y acompaña a tu perro en el último momento de su vida porque tú te negaste a verle sufrir.

Y “solo” una auxiliar es quién mantiene todo en orden, quién limpia la clínica, hace pedidos e inventarios, quién coloca las consultas y la parte del hospital que no ves, quién está pendiente de que nunca falte nada y de que tu veterinarix tenga lo necesario para que consigamos sacar adelante a tu mascota.

 

“Solo” una auxiliar es quién tu mascota ve continuamente, quién está dándole todo lo que tú no puedes darle en ese momento. ¿Aún piensas que ella es “solo” una auxiliar?


No somos “solo” auxiliares. Somos enfermeras, técnicas de laboratorio, anatomopatólogas, asistentes de quirófano, celadoras, técnica de farmacia, técnicas de diagnóstico por imagen, recepcionistas, limpiadoras, nutricionistas, fisioterapeutas, matronas, canguros, higienistas dentales, etólogas, empleadas de funeraria, anestesistas, peluqueras, paseadoras, administrativas…

Es una profesión increíblemente vocacional y no, no vale con decir “me gustan los animales” para serlo. Ser Ayudante Técnica Veterinaria es mucho más que eso. Somos parte de un equipo, dónde todos somos iguales y cada uno tiene sus funciones. Lxs veterinarixs nos necesitan. Y nosotras a ellxs.

Pero, desgraciadamente, no es una profesión reconocida, la titulación no es homologada. “Solo” somos auxiliares. Muchos de los sitios que imparten esta formación cuentan con escasa carga teórica y práctica, creando profesionales sin soltura ni aptitudes (y lo peor, que no tienen vocación). Además la especialización es increíblemente difícil; los cursos que se encuentran son privados, muy caros y poco técnicos. Sin hablar de las condiciones de trabajo (y sueldos) de algunos centros.

Foto 20-8-18 16 12 58.jpg

Socialmente no andamos mucho mejor, de hecho, la frase del título es algo que he oído demasiadas veces en poco tiempo. “Quiero hablar con un veterinario, no contigo” es muy común. Somos profesionales formadas y especializadas en ciertas áreas en las que los veterinarios no lo están, y a lo mejor, podemos ayudarte mejor que ellos. La gente piensa que las ATV solo limpiamos las cacas y pises de los animales que están ahí, es cierto que eso lo hacemos muchas veces al día pero es una pequeñísima parte de nuestro trabajo.

Cuando no sepas qué hace una ATV, es fácil: de todo menos diagnosticar, tratar clínica y quirúrgicamente y pronosticar. Todo lo demás, dependiendo de nuestra experiencia, podemos hacerlo.

En pocos años se ha avanzado mucho y cada vez más clínicas, centros y hospitales cuentan con ATV en su plantilla. Vamos en la dirección correcta pero queda mucho camino por andar.

Atentamente, “solo” una auxiliar orgullosa de serlo.

Instagram: @enfermeraveterinaria

 




*ACTUALIZACIÓN*

Estoy recibiendo varios mensajes sobre por qué hablo en femenino en la última entrada del blog. Hay gente que simplemente hace la apreciación y otros que van bastante más allá. Así que, me veo en la obligación de aclararlo.

Me parece bastante increíble (a estas alturas) tener que explicar por qué hablo en femenino y no en masculino.

Me hace mucha gracia que haya gente que me haya recalcado que en ese texto se excluye a los hombres, tan solo por hablar de “ella” y no de “él”. ¿Por qué cuando se usa el masculino nadie se queja y si se usa el femenino sí? Es una idea social y terriblemente machista.

Sí, la enfermería veterinaria es inmensamente femenina. Es un hecho. Sí, cada vez hay más hombres que son ATV. Pero sigue siendo mayoría femenina. Y solo por eso, hay que hablar en femenino. En mis diplomas todos los títulos están en masculino (por ejemplo: “Cuidador de Núcleos Zoológicos”) y nadie se extraña de ello. ¿Por qué de esto sí?

Las palabras que usamos definen la sociedad, definen nuestra forma de ver la vida. Y mi forma de ver esto es que me da igual si alguien se siente masculino, masculina, femenino o femenina siempre que sea una buena profesional. Y sí, estoy hablando en femenino pero también incluyo a los hombres.

Mientras que el mundo se vuelva loco por estas cosas, no vamos a avanzar. Siento, de verdad, los chicos que se hayan sentido ofendidos por no usar el masculino. De verdad que lo siento…

Además, es un texto personal. Prácticamente todas esas cosas son las que hago yo cada día. Y las que no, son experiencias que me han contado o he visto a mis compañeras. También hablo en femenino por ello.

O, ¿siendo yo mujer con género femenino he de usar el masculino para que X  no se sientan ofendidos?

En fin, no voy a entrar más en esto. Sé de sobra (y más de un ATV chico también) que ese texto es para todos y todas las y los ATV que se sientan identificados más allá del género en el que se haya escrito.

Perdón por la charla, no me gusta meter temas que no son de animales por aquí…pero el feminismo es un tema transversal y demasiado importante como para pasarlo por alto.

11 comentarios en “Ella es solo una auxiliar.”

    1. Hola Esteban, sí…hablo de una porque es una reflexión sobre cosas que me han pasado a mí; mi género es femenino y por eso el texto es así. Aunque cada vez hay más chicos ATV, es innegable que es una profesión mayoritariamente femenina y como tal, hay que hablar en femenino. Sobra decir que no estamos excluyendo a nadie, al igual que cuando se habla de “técnicos” (en masculino), nosotras no nos sentimos excluidas.
      Me alegro de que te guste. Un abrazo, compi 🙂

      Me gusta

  1. Lo siento pero no estoy de acuerdo, en las clínicas donde no hay auxiliares, que son muchas, todo el trabajo es a cuenta de los veterinarios que hacen lo tuyo y a demás eso que comentas que sólo es diagnosticar, tratar clínica y quirúrgicamente y pronosticar.
    Perdona pero no, el veterinario es el orígen de que tu estés ahí y me parece una falta de respeto a la profesión que tu te des importancia y limites el trabajo del veterinario de esa manera. Los veterinarios llevan muchos, pero muchos años, el auxiliar o enfermero relativamente poco y sí, es útil pero no imprescindible. La responsabilidad de la salud de los animales tratados no es nunca del auxiliar y esa carga es muy dura de llevar, asi que con todos mis respetos me parece genial que estés orgullosa de tu trabajo pero tener del veterinario una versión tan simplista y corta de miras es un error enorme, porque tanto que comentas que sabes hacer seguramente, detrás de eso, haya un veterinario que te haya enseñado.

    Me gusta

    1. Creo que es de una lógica aplastante que dónde no hay ATV, el trabajo lo haga un veterinario. Cada vez hay más clínicas, centros y, especialmente, hospitales que sí tienen ATV y muchísima carga de trabajo cae sobre nosotros.
      En ningún momento he desprestigiado el trabajo de un veterinario (ni más faltaba), tan sólo he dicho que nosotros podemos (y de hecho, hacemos) lo mismo que ellos salvo esas tres cosas que son exclusivas de veterinarios.
      Tanto ellos como nosotros somos parte del mismo equipo y todos buscamos el bien de los animales y su pronta recuperación. Me parece muy ridículo tener discusiones por quién o qué es mejor, cuando lo único que debería importarnos tanto son los animales.
      Siento que no estés de acuerdo pero si no has entendido el texto, no puedo hacer más…
      La idea principal del artículo es reconocer nuestro trabajo (que, si estás dentro de este mundo, sabrás que es prácticamente denigrante) no menospreciar a nadie. Tan solo pedimos que se vea nuestro trabajo, que no solo limpiamos; que trabajamos en el sector de la medicina veterinaria realizando una labor importante dónde somos necesarios.
      Un saludo.

      Me gusta

  2. Está magnífica redacción me la ha enviado una amiga íntima que es de las poquísimas personas que sabe reconocer mi trabajo cómo auxiliar (quizás porque lo ha visto un situ o porque su profesión es igual a la mía pero en humana jejeje). Cuando lo leí se me saltaron las lágrimas sin saber porqué y me dí cuenta de que estabas hablando de mi día a día, un día a día que no valoran ni los que te rodean y que por mucho esfuerzo que quieras hacer porque ellos comprendan en qué consiste tu trabajo, sabes que nunca lo valorarán cómo se merece. Muchas gracias! Lo he compartido en redes sociales, con mis compis auxiliares y con mi familia y amigos 😘

    Le gusta a 1 persona

    1. No sabes la ilusión que me hace leer estas cosas. Un montón de gente me ha dicho lo mismo y me da tanta pena que no se valore el trabajazo que hacemos…Pero bueno, aquí estamos nosotras para demostrar lo que valemos.
      Muchíiiiisimas gracias por Beatriz.
      Un abrazo, compi.

      Me gusta

  3. Gracias y simplemente puedo decirte gracias… por este reconocimiento que nos haces. Porque somos más que imprescindibles… y, ojalá, este trabajo estuviese mejor reconocido tanto personal como económicamente.
    Atentamente; una ATV que ama su trabajo (aunque actualmente no me esté dedicando a ello por razones económicas, me encantaría que estuviese bien remunerado y pudiésemos dedicarnos a nuestra vocación que son los animales)
    Saludos desde Huelva

    Le gusta a 1 persona

  4. realmente si lo vas a mirar, encontrarás algún comentario de quejas debajo de cualquier texto escrito en masculino. y de todas formas escribir el texto en femenino no te hace mejor de quien escribe en masculino, aunque hay que decir que, por lo menos en mi caso, me has abierto los ojos. antes no entendía porque las chicas se ponen tan pesadas con eso de los textos en masculino y ahora me queda claro. es agobiante leer algo en que te sientes identificado y excluido a la vez. por otro lado os puedo contar que trabajo de auxiliar de veterinaria y soy hombre y una de las frases más recurrentes que he tenido que tragar durante mi búsqueda de trabajo fue “tu perfil iría bien pero es que buscamos a una chica” así que no me vengan con injusticias de género.. y si quieres saber la verdad, según yo no lo sientes ni un poco por saber que algunos hombres se hayan sentido ofendidos por tu texto.. y voy a cambiar de tema, no he venido a debatir, solo es mi opinión..

    lo que voy a decir, lo digo con la esperanza de que como auxiliares de veterinaria os sentáis un poco mejor con vosotrxs mismxs (eso de las x es ridículo pero no sé cómo hacer de otra forma): a mi de lo que piensen lxs dueñxs de mis pacientes no es que me da igual, sino lo siguiente en tema de indiferencia, todo lo que hago es en función del bienestar del animal, no de que unxs humanxs reconozcan mi trabajo, ni de que me hablen con el mismo respeto con que le hablan alx veterinarix.. además que de dueñxs gilipollas hay una infinidad.. la importancia de mi trabajo la tengo bien clara y se me manifiesta a través de las mejoras de mis pacientes, de que vuelvan a andar, de que vuelvan a comer, de que no se depriman cuando están ingresados, de que no se estresen demasiado cuando hay que sujetarlos, de que se duerman en paz y un largo etcétera… voy mucho más orgulloso de los arañazos que me dejan los gatos que de las gracias que me da la gente..

    en fin, si haces este trabajo por postureo o para que las personas te digan “bravo”, acabarás viviéndolo con frustración porque aquí no es USA o UK, aquí aún queda mucho por hacer..la gente no tiene idea de lo que hay detrás y vistxs desde fuera, lxs ATVs solo somos lxs que contestan al teléfono y que limpian la sangre y la mierda… saludos y paz ✌🏼✌🏿

    Me gusta

    1. Créeme que no lo escribí por postureo, ni mucho menos. De hecho, lo escribí por lo que dices al final: “la gente no tiene idea de lo que hay detrás”; simplemente fue por intentar enseñar, de una forma concreta, lo que hay detrás. Y que, al menos las personas que lo hayan leído, puedan saber que no somos solo los que limpiamos y contestamos el teléfono.

      Y, como ya he dicho muchas veces, es un texto en femenino porque soy mujer y es mi experiencia. Sin más.

      Un saludo 🙂

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s