personal, Sin categoría

Hasta siempre, ratón.

Esta noche se ha ido. Después de una larga enfermedad digestiva, su pequeño corazón a dejado de latir en la madrugada. Se ha ido muy pronto, demasiado pronto aún le faltaban años por vivir. Pero, un consuelo es que pocos de su especie han sido tan felices como él.
Espero que sigas siendo tan feliz allá donde estés, espéranos tras el arco iris.

Hasta siempre, Skippy. Adiós amigo. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s